Cómo elegir una tabla paddle surf hinchable

Las actividades acuáticas se encuentran dentro de las favoritas o preferentes cuando hablamos de ocio. El surf despunta como la opción más recurrente para aficionados y profesionales, que buscan desconectar del mundanal ruido a través de zambullidas en el mar en busca de ‘cabalgar’ las olas durante un par de horas.

De un tiempo a esta parte, además, otro pasatiempo se ha hecho un hueco en las prioridades de los deportistas que escogen el mar como medio para el disfrute: el paddle surf.

¿Qué es el paddle surf?

Esta práctica mezcla el surf y el remo, el paddle en inglés, y puede realizarse de pie, que es lo más común, o incluso arrodillado al más puro estilo competición de remo. Para su puesta en escena solo es necesario encontrar una pala adecuada para generar impulso sobre el mar y una tabla para posicionarse encima. Hay dos tipos de tabla diferente: la rígida y la hinchable.

La primera está pensada para personas que practican con regularidad este deporte o que tienen experiencia suficiente en modalidades similares y, por tanto, están acostumbrados a esa dureza. La segunda tiene un uso más recreativo y está pensado para un rato más enfocado al goce, casi familiar. Es decir, para aquellas personas que se están iniciando en este mundo.

Tabla hinchable de paddle surf

A medida que el paddle surf ha ido echando raíces, más curiosos han querido probar esa experiencia. Sucedía, sin embargo, que el transporte de la tabla tradicional, la rígida, así como su almacenamiento era una cuestión complicada para la mayoría. A fin de cuentas, estamos hablando de un artefacto de grandes dimensiones.

Por eso empezaron a comercializarse las tablas hinchables, mucho más fáciles y sencillas de transportar y por supuesto de guardar en una casa. El principal inconveniente, eso sí, es que la rigidez o dureza de las clásicas no se puede conseguir con las que se deben hinchar pese al empeño que uno ponga a la hora de soplar o bombear el aire dentro.

¿Qué tabla de paddle surf escoger?

Existen modelos sencillos, pero pensados para que diferentes tipos de persona puedan utilizarla. Con estas piezas no tendrás ningún problema a la hora de poner de pie y se presenta como la más conveniente para situaciones en las que el mar esté en calma. Además, suelen venir con remo e hinchador lo que evita otras compras.

Las tablas polivalentes son grandes y anchas, perfectas para comenzar. Aguanta bastante peso por lo que más de una persona podría disfrutar del paseo. Luego están las tablas enfocadas a las olas, cuyo uso está más orientado al surf; estas tablas son más grandes que las de surf, aunque con el mismo formato.

Y por último están las tablas de carrera, o race, que requieren de mayor habilidad por parte del individuo ya que presentan unas dimensiones diferentes: más largas y estrechas. Están pensadas para aquellos que cuentan con experiencia en la práctica del Stand-up Paddle (SUP).