El surf es un deporte acuático que nunca pasa de moda y todo lo que se necesita es fuerza de voluntad y paciencia para llegar a dominarlo – al menos en su vertiente amateur –. Quienes disfrutan ya de este ocio están cada vez más preparados para afrontar una aventura con cada ocasión que se sumergen en el mar y conectan con la naturaleza.

A los mencionados requisitos personales, para practicarlo apenas hace falta una tabla y, según los gustos y temperaturas, un neopreno. Con todo, gracias al avance de la tecnología se han ido añadiendo accesorios que facilitan y mejoran la experiencia. De entre  esos complementos que van ganando enteros destacan los escarpines.

¿Para qué sirven los escarpines?

Hayas o no practicado surf, seguro que has visto a más de una persona haciéndolo. Es muy común encontrarse a surfistas que van con los pies descalzos puesto que para moverse por el arenal o ya dentro del agua no es necesario ningún calzado concreto. Pero los escarpines cumplen una función importante: proteger tus pies del frío del mar, el suelo y por supuesto de las rocas.

Muchos deportistas quieren asegurarse de que sus pies se mantengan a salvo, especialmente en spots en donde hay más rocas que arena o incluso no hay arena por la que moverse para llegar hasta el agua y salir de la misma. Y los cortes en los pies, además de la movilidad por la roca, no es plato de buen gusto.

Para una mejor adherencia y comodidad estas piezas están fabricadas de neopreno, el mismo material que el body que visten los surfistas. Dependiendo de las características que presente cada uno de estos podemos encontrar una variedad muy amplia, tanto en cuanto a marcas se refiere como a precios.

 Características de los escarpines

Grosor, con o sin tira y split toe o round toe son las 3 características que has de tener en cuenta cuando te lances a comprar los escarpines.

El grosor o espesor varía entre los 2 y los 7 milímetros; su uso está recomendado según la temperatura del agua así que cuanto más fría esté está, más grosor en los escarpines. Eso sí, a mayor grosor menos sensibilidad por lo que algunos surfistas prefieren pasar un poco de frío, pero obtener una sensación mucho más natural.

Después hay diferentes criterios según la clasificación del pie una vez dentro del escarpin. Así, los round toe no discrimina ningún dedo, pero sí los spit toe que por un lado alojan el dedo gordo del pie y en el otro el resto de dedos. Estos últimos ofrecen mayor estabilidad del pie y mayor control de la tabla mientras que los primeros son más cómodos ya que imitan al calzado de uso cotidiano.

Y para terminar hay que evaluar la función de la tira. Normalmente los escarpines se venden sin tira, como si fuese un velcro de los zapatos, aunque hay quien prefiere llevar esta pieza mejor fijada con la tira.